Isla Jambeli, paraiso por desaparecer.

Scroll down to content

Inmediatamente detrás del cruce fronterizo de Perú a Ecuador se encuentra Isla Jambelí. La mejor manera de llegar a la isla es desde Machala, una ciudad importante para Ecuador, por sus enormes plantaciones de bananos que se envían desde el Puerto Bolívar a todo el mundo, conocida también por „La ciudad del Banano“. Llegamos allí luego de 3 meses en el Perú, haciendo Tramping, una familia nos llevo desde la frontera hasta Machala, y no solo eso, nos brindo un departamento que tenían sin habitar para que pasemos la noche, genial.

A la Isla fuimos al dia siguiente e el que solo se puede cruzar cada día en lanchas del municipio. Un viaje cuesta  3 USD, que también es la moneda nacional en Ecuador, y dura 30 minutos donde se puede apreciar la belleza natural del lugar. La isla vive principalmente del turismo, lo que significa que hay muchos restaurantes, bares y sillas de playa en la playa, así como hostales, donde se pueden alquilar habitaciones para pasar la noche. Muchas familias nos acompañaron en la lancha, que cruzan directamente para pasar el día hasta que el último bote que sale a las 17 horas, regresa hacia Machala, lo que le da a la isla un estado de ánimo excepcionalmente tranquilo. Durante el día, hay muchos botes en la playa que ofrecen recreación acuática, como la famosa Banana, paseo en bote o simplemente disfrutar del mar en las tranquilas playas de la isla. Por la noche es increíblemente tranquilo y se puede disfrutar de la hermosa puesta de sol en un ambiente muy relajante. Los alojamientos cuestan entre 10 y 20 USD por noche y varía, por supuesto, según el estándar. Si traes tu propia carpa, incluso puedes quedarte gratis en la playa y usar las instalaciones públicas como lo hicimos nosotros. Descansar, escuchar música y caminar en la playa son muy lindos privilegios para disfrutar de este rincón del Ecuador, y no debes tener miedo de las grandes olas, ya que las orillas de la isla están llenas de rompeolas. Para una estancia relajante junto al mar, especialmente con niños, por supuesto, ideal, ya que las olas que rompen en la playa ni siquiera llegan hasta el tobillo. Qué conveniente no? Al principio pensamos lo mismo.

Mirando la verdadera causa de las olas y la cantidad bolsas de arena que había a lo largo de la playa, abrimos los ojos y nos preguntamos cual era su función.. Debido al aumento constante del nivel del mar causado por el calentamiento global, la isla está amenazada por las inundaciones. Las vayas de piedras que colocaron para que las olas no sean tan fuertes al llegar a la isla y los bolsones de arena, son los últimos intentos de retrasar los efectos catastróficos del cambio climático, pero parece que es imposible detener el mar. Por lo tanto, muchas casas y complejos hoteleros ya han sido abandonados y la perspectiva para la gente de la isla es desesperada. El mar ya está al pie de sus casas y cada marea, o una ola mayor, podría destruir todo allí.

Otra sacudida nos esperaba en la caminata de la playa: animales marinos muertos, acompañados por un montón de basura y plástico arrastrado por el mar. Una vista que nunca olvidaremos! Después de una corta distancia de la carpa, aunque no tan accesible, una enorme tortuga muerta con una cabeza a medio comer tendida en la playa. Nunca antes habíamos visto una tortuga marina, y mucho menos con una cabeza a medio comer. Me sentí totalmente cómoda, triste, disgustada, enojada y preocupada al mismo tiempo y lo que no pude salir de mi cabeza fue la pregunta ¿Por qué? Durante un paseo de unos 45 minutos por la playa, encontramos un total de 3 tortugas marinas. Cuando al día siguiente  encontramos muerta una enorme ballena, nos quedamos atónitos. Afortunadamente, la Guardia Costera de Ecuador, que protege la región de las Islas Galápagos, que está cerca, finalmente se unió a este hallazgo. A mi pregunta ¿POR QUÉ? No se nos puede decir la causa exacta. También estaban muy sorprendidos por los muchos animales muertos y tomaron muestras para llegar al fondo del mismo. Con tantas causas como los residuos plásticos, el aumento del nivel del mar, la pesca excesiva, la contaminación de los hábitats, etc. que sean elegibles, estas investigaciones son necesarias. Por la noche, la siguiente tortuga marina muerta la pudimos apreciar desde la carpa, ya que fue  arrastrada por las pequeñas olas. Sin vida, se meció de un lado a otro, una imagen que todavía me conmueve hoy y un olor tan intenso en mi nariz como lo fue esta noche.

Estábamos muy afectados por todo el asunto, sabíamos que no estaba bien lo que sucedía allí y que no podíamos hacer nada al respecto en este momento. Esta experiencia ha cambiado completamente nuestra visión del mar, lo importante que es para nuestra tierra y lo importante que es cuidarlo. Esta es la primera vez que vemos por nuestros ojos los efectos desastrosos del manejo descuidado de nuestra naturaleza y la necesidad urgente de hacer más por la protección del clima y los océanos limpios para salvar nuestra tierra, nuestro hogar. Estamos convencidos de que todos pueden hacer algo para ayudar, y muchos lo hacen. Quizás no esté al tanto de esto, pero ciertamente ya está haciendo algo que beneficia la protección del clima. Separación de residuos, bolsas multiusos, luz LED, no usar bolsas de plástico innecesariamente en tiendas,como para nombrar sólo algunos ejemplos. Podemos discutir sobre una u otra medida de la sostenibilidad, pero lo importante es que nos demos cuenta de este problema y que tomemos medidas para ayudar a que no siga avanzando. ¡Muchos cambios pequeños hacen uno grande y esa es la única manera en que podemos salvar nuestro planeta!

Aunque las circunstancias de la isla pueden no ser las más atractivas, pasamos dos noches maravillosas en la playa, lo que nos da siempre el pulgar para arriba de todos los lugares que visitamos. Entre tortugas muertas, una ballena y los plástico y el océano, también hubo hermosas puestas de sol y personas maravillosas con la que también compartimos una experiencia maravillosa. Después de nuestra llegada a la isla, conocimos a una mujer colombiana su hija de 10 años y sus amigos. Viajaban, parchaban, y entre música, faros y artesanías recorrían el Ecuador, hacia unos 30 días que estaban por allí. Me impresionó mucho su historia y su vida, viviendo de manera independiente y libre viajando junto a su pequeña nina. Cuando el bote finalmente se fue por la noche y llegó la tranquilidad pacífica en la isla, la puesta de sol comenzó y pintó los colores más hermosos con su luz e hizo que la isla pareciera un enorme cuadro que tuvo un efecto tan relajante y lleno de armonía difícil de olvidar. Pasamos la noche juntos alrededor de una fogata en la playa, donde cantamos, bailamos y hablamos sobre nuestras experiencias, jugando, haciendo malabares, guitarreando, y todos con una energía muy atractiva. De repente, un caballero vino y se sentó a contar su historia. Era un viejo marinero de barcos de transporte o pesqueros que hacía viajes Ecuador al mundo,  que pasó casi toda su vida en el mar y también estuvo en Hamburgo durante muchos años. Cuando le dije que era alemana, habló algunas oraciones en alemán conmigo. Contó su historia con tanto humor y carácter que todos la escuchamos con curiosidad y nos miramos atónitos o riéndonos. Una noche muy especial en una isla muy extraordinaria.

Al investigar este artículo, nos enteramos que en diciembre de 2018, cuando llegamos a Alemania, una ola de 3 metros destruyó muchos refugios y partes del muelle en la isla. El agua golpeó las casas con enorme fuerza, rasgando las paredes como papel. Afortunadamente, no hay víctimas, pero el daño es enorme, el impacto es profundo y existe una gran preocupación por otra inundación. Me di cuenta de que, aunque quisiera, nunca volveré a visitar este lugar en la tierra, y eso me golpea mucho mas. Porque eso significa que este lugar solo existirá en mi memoria, como ya experimentamos en Mompiche (también en Ecuador), pero esa es otra historia. Este hecho me hace querer compartir mis experiencias porque eso significa que este hermoso lugar puede continuar existiendo de otra manera, en la forma en que lo percibí y lo comparto contigo.

Este articulo se hace un tanto especial, ya que no solo compartimos nuestra experiencia inolvidable del viaje, sino que también dejamos en vista algo mas que una realidad, una necesidad de hacer algo ahora por nuestro planeta, por nuestro hogar.

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: